Casa Rembrandt: qué ver, entradas, horarios y precios

La Casa de Rembrandt es la casa donde vivió el famoso pintor holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669). El museo ofrece a los visitantes una visión de la vida y la obra de Rembrandt en la cima de su fama.

Hay demostraciones periódicas de grabado y también se puede visitar el estudio, que tiene un aspecto extraordinariamente real. El museo abre todos los días de 10 de la mañana a 6 de la tarde, y no atrae las mismas colas que otras atracciones de Ámsterdam. Hay visitas guiadas con audioguía y visitas centradas en la historia del arte.

Si te interesa la obra de Rembrandt o la pintura del Siglo de Oro en general, la visita a la Casa-Museo de Rembrandt te permitirá conocer su vida, y merecerá la pena sobre todo si también piensas visitar el Rijksmuseum y/o el Mauritshuis de La Haya para ver algunas de sus obras más conocidas.

Además de poseer una extensa linea de pinturas y dibujos, Rembrandt también produjo unos 290 grabados. Su experiencia en el campo es innegable, a menudo se le considera uno de los más grandes en este campo.

Rembrandt adquirió una reputación europea en vida precisamente por su obra gráfica que, al poder ser reproducida, fue mucho más vista que sus pinturas o dibujos. Conocido por su pincelada única a mano alzada, los negros audaces y el dominio del pincel seco en muchos de sus grabados, el trabajo de Rembrandt fue buscado por muchos coleccionistas de arte de la época.

Sin duda alguna, es una experiencia que debes disfrutar si te encuentras por las tierras holandesas.

Historia de la Casa Museo Rembrandt

Construida en 1606, la Casa se encontraba entonces en la parte oriental de Ámsterdam, en una zona llena de personas acaudaladas, famosas y ricas, fue aquí donde Rembrandt, considerado uno de los artistas del Siglo de Oro holandés, trabajó en algunos de sus encargos más exitosos. En aquella época, tenia el mayor estudio de pintura; a menudo utilizaba a sus vecinos judíos como modelos.

Sin embargo, la casa no guardaba recuerdos del todo felices, por la muerte de su esposa e hija y luego al no pagar la hipoteca de su casa, gastando lo que ganaba con sus obras en una costosa pensión alimenticia para su antigua amante.

Se elaboró un inventario detallado, al momento de dejar la casa, esto permitió a los conservadores volver a amueblar la propiedad con un estilo muy parecido al que tenía originalmente. Hoy, la casa es un museo que celebra la vida de Rembrandt. Muy poco del interior es original, pero el inventario ha permitido adquirir copias cercanas. También se exponen más de 250 grabados originales de Rembrandt junto con pinturas de artistas anteriores a él.

Qué ver en la Casa Museo Rembrandt

Durante los siguientes 250 años, la casa de Rembrandt tuvo varios ocupantes antes de ser comprada por el ayuntamiento, que la cedió a una fundación. La casa fue renovada entre 1908 y 1911 y luego se abrió como museo dedicado al artista.

En 1998 se añadió una nueva y moderna ala y la casa principal se restauró cuidadosamente. El inventario de la quiebra fue vital para ayudar a crear una recreación auténtica de la casa. La visita al museo dura aproximadamente una hora en un solo sentido. Se incluye una visita guiada con audio y está disponible en 9 idiomas (holandés, inglés, francés, alemán, italiano, español, chino mandarín, japonés y ruso). También hay un audioguía especial para niños en neerlandés e inglés.

Las habitaciones de la visita incluyen la cocina, la habitación más cómoda de la casa debido al calor constante de la chimenea. Obsérvese las pequeñas cajas-cama de la época, en las que la gente dormía en posición semierguida por miedo a que se les subiera demasiado la sangre a la cabeza.

Los visitantes llegaban a la casa a través del vestíbulo, que estaba adornado con cuadros a la venta de Rembrandt y otros maestros. Había un pequeño despacho adyacente donde Rembrandt guardaba sus papeles de negocios. El Gran Estudio era el estudio principal de Rembrandt, donde pintaba sus obras maestras. La habitación estaba orientada al norte, lo que le proporcionaba unas condiciones de luz óptimas.

El ala moderna alberga exposiciones periódicas sobre Rembrandt, sus predecesores, contemporáneos y alumnos. También muestra obras de artistas contemporáneos inspiradas en Rembrandt. En la entrada hay una tienda que vende varios libros de Rembrandt y reproducciones de grabados. El acceso de los visitantes discapacitados a la antigua casa es limitado debido a la estrechez de las escaleras.

El mobiliario se basa en lo que se ve en muchos de los cuadros y bocetos del propio Rembrandt y de los alumnos que pasaron por su estudio. Se puede ver su sala de recepción, donde vendía sus cuadros; la cocina, incluida la cama donde dormía la criada; su dormitorio; su estudio; y el estudio de sus alumnos. Hay un gran almacén, donde guardaba especímenes de diversa índole, así como una prensa en funcionamiento para imprimir grabados.

Cómo llegar a la Casa Museo Rembrandt

La casa de Rembrandt se encuentra cerca de Waterlooplein, a la que llegan el tranvía 14 y las líneas de metro 51, 53 y 54 (parada Waterlooplein).

El museo está en el centro de Ámsterdam, las paradas de metro Waterlooplein y Nieuwmarkt están a menos de 5 minutos a pie. Otras atracciones importantes de Ámsterdam están a poca distancia a pie. Está a 15 minutos a pie de la estación central de Ámsterdam.

Precios y horarios de la Casa Museo Rembrandt

Horario de apertura: De martes a domingo, de 1.000 a 18.00 horas; los lunes, cerrado.

Precios de entrada (2022): 15 euros para adultos, 6 euros para niños de 6 a 17 años. Entrada gratuita para niños de 0 a 5 años, titulares de la Museumkaart y de la Iamsterdam City Card. Nota: las exposiciones especiales pueden tener un pequeño suplemento.

Deja un comentario